Ir al contenido principal

Salman Rushdie y la pérdida del oriente


¿Quién es Salman Rushdie?



Novelista británico de origen indio, nacido en Bombay. Estudió en la Universidad de Cambridge. Entre sus publicaciones se destacan las novelas: Grimus, Hijos de la medianoche y Vergüenza y una crónica de sus viajes por Nicaragua La sonrisa del jaguar. En 1991 publicó el libro para niños Haroun y el mar de las historias. En 1988 aparecieron Los versos satánicos, novela donde la fantasía se combina con la reflexión filosófica y el sentido del humor. Por esta obra considerada por los musulmanes shiíes como un insulto al Corán, Rusdhie fue condenado a muerte por el ayatolah Ruhollah Jomeini quién también puso el precio de 5 millones de dólares por su cabeza.
A pesar de que el escritor manifestó por escrito su adhesión al Islam la farwá no fue levantada. Desde entonces el escritor permanece escondido y aparece de manera inesperada en algún acto. En 1995 publicó El suspiro del moro y en 1999 El suelo bajo sus pies. 


El siguiente es un fragmento del Capítulo 6- Desorientaciones, de la novela El suelo bajo sus pies. 
Desorientación es la pérdida del Oriente. Preguntad a cualquier navegante: se navega mirando al este. Perded el Este y perderéis vuestras coordenadas, vuestras certidumbres, vuestro conocimiento de lo que es y de lo que puede ser, tal vez incluso la vida. ¿Dónde estaba aquella estrella que seguisteis hasta el pesebre? Eso es, el este orienta. Esa es la versión oficial. El idioma lo dice y nunca debéis discutir con el idioma.Pero supongamos. ¿Y si todo el asunto –orientación, saber dónde estáis, etc.- y si todo fuera una estafa? ¿Y si todo ello- hogar, parentesco - fuera solo el ejemplo mayor, mas auténticamente global, y con mas siglos de lavado de cerebro? Supongamos que solo cuando te atreves a dejar todo eso es cuando empieza realmente tu vida. Cuando estás dando vueltas, libre de la nave nodriza, cuando cortas tus sogas, sueltas la cadena, te sales del mapa, te ausentas sin permiso, te largas  te piras, lo que sea: supongamos que es entonces y solo entonces cuando estás realmente libre para actuar. Para llevar la vida que nadie te diga cómo llevar, ni cuando, ni porqué. En la que nadie te ordene que avances y mueras por ellos, o por Dios, o venga a buscarte porque has infringido algunas de las normas, o porque eres una de esas personas que, por razones que desgraciadamente no se pueden decir, sencillamente no eres permitía. Supón que hayas tenido que pasar por la sensación de estar perdido, hasta el caos y más allá, que hayas tenido que aceptar la soledad, el pánico feroz de soltar tus amarras, el terror vertiginoso del horizonte dando vueltas y más vueltas como el canto de una moneda lanzada al aire.No lo haréis, la mayoría de vosotros no lo haréis. La lavandería central del mundo es muy experta lavando cerebros. No te tires por ese acantilado, no pases por esa puerta, no te metas en esa cascada, no corras ese riesgo no traspases esa línea no hieras mi sensibilidad te lo advierto no hagas que me irrite lo estás haciendo, me estás irritando. No tienes ninguna probabilidad no tienes ni la más remota estás acabado eres historia eres menos que nada para mi has muerto, muerto para toda tu familia, tu nación y tu raza, todo lo que deberías amar más que la vida y escuchar para que te gustara la voz de tu amo y siguieras ciegamente y te inclinaras ante y obedecieras y adoraras, estás muerto ¿Me oyes?, olvídate cabrón estúpido, ni siquiera sé cómo te llamas.Sin embargo, imagínate que lo hicieras. Irías más allá del confín de la tierra, o entrarías en la cascada fatal, y allí estaría: el mágico valle del fin del universo, el bienaventurado reino del aire. Gran música por todas partes. Respiras la música, la inspiras y espiras, es tu elemento ahora. Para tus pulmones, es más agradable que pertenecer. Puedes llegar al ser el rey del desoriente…
Los lectores y seguidores del blog "están invitados" a comentar este texto, que sin duda podrá suscitar controversias e interesantes discusiones.
MartaRosa Arabia 








Publicar un comentario

La entrada mas vista

"A mis obligaciones" un poema de Pablo Neruda

Cumpliendo con mi oficio
piedra con piedra, pluma a pluma,
pasa el invierno y deja
sitios abandonados,
habitaciones muertas:
yo trabajo y trabajo,
debo substituir
tantos olvidos,
llenar de pan las tinieblas,
fundar otra vez la esperanza.

No es para mí sino el polvo,
la lluvia cruel de la estación,
no me reservo nada
sino todo el espacio
y allí trabajar, trabajar,
manifestar la primavera.

A todos tengo que dar algo
cada semana y cada día,
un regalo de color azul,
un pétalo frío del bosque,
y ya de mañana estoy vivo
mientras los otros se sumergen
en la pereza, en el amor,
yo estoy limpiando mi campana,
mi corazón, mis herramientas.

Tengo rocío para todos.


Cubismo.- 23 de marzo- 125º Cumpleaños de Juan Gris

José Victoriano González-Pérez conocido como Juan Gris, nació en Madrid el 23 de marzo de 1887. 



















Fuente "Arte España"http://www.arteespana.com/juangris.htm