Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 18, 2014

"Mujeres de hoy" Virginia, Teresa, Patricia,Paula, María José, Lori, Eva y Nanny contestan sobre la importancia de las bibliotecas públicas

¿Piensas que es importante la existencia de las bibliotecas públicas?- Eres lectora? Tienes un título o autor/a preferidos?
"Las bibliotecas son buenas, tendría que haber una en cada barrio, en cada pueblo, necesitamos muchas mas. Leo mucho. Mi autor preferido Mario Benedetti" Virginia Pollero (63)Uruguay
"Para mí ha sido un lugar de visita obligada durante mucho tiempo donde he disfrutado de lo lindo.  Es un servicio muy importante para una parte de la población aunque cada día se visitan menos debido al auge de internet .Creo que es un servicio necesario y que no debe desaparecer. A mí ,  aún me gusta sentir el libro de papel entre mis manos  y no hace mucho me leí un libro de la Biblioteca de mi barrio: Besos de Arena de Reyes Monforte"Teresa Sánchez Sánchez(50)Salamanca.España
"Me parecen importantes las bibliotecas, aunque tal vez, no tan necesarias ya que por internet se encuentra todo tipo de información. No soy muy lectora, aunque he leído varios libros. …

Marzo mes de la Mujer- "Mujeres de novela"

El escritor Enrique Gamarra, en su libro "La punta del bastón" define así el carácter y algunas de las características físicas de su madre:

"En setiembre de ese mismo año se casó mi padre, no con su novia eterna, es claro, sino con la hija de su amigo rural (...) Es ciertamente increíble la transformación que una jovencita puede experimentar en un par de años: de aquella niña un tanto hosca que jugaba a solas en el patio no quedaba sinoel fulgor maligno de unos ojos que dolían con solo mirarlos, mezcla de mansedumbre y encono, la cuadratura de las mandíbulas se había acentuado y unas soberbias extremidades inferiores le daban un aire de trabajo acabado, de basta ya,como si la mano que la modeló le hubiera dado una palmadita de aprobación en los glúteos antes de echarla a andar por el mundo, así que cuando mi padre visitó de nuevo la casa, ella se plantó frente a él, puso los brazos en jarra con un gesto de irreverte sorna sonriendo apenas, balanceando levemente el cuerpo…